AGRO. Ayer representantes de Fedeleche insistieron en la necesidad de aplicar esta herramienta de defensa comercial en Comisión de Antidistorsiones.

El aumento de las importaciones de leche en polvo y queso gouda y el daño grave que causan a esta rama de la producción nacional motivó a los productores de leche a presentar ante la Comisión Nacional Encargada de Investigar la existencia de Distorsiones de las Mercaderías Importadas (CNDP), la solicitud de aplicación de salvaguardias a estos productos, dada la alta sensibilidad que tiene el sector lácteo nacional y el productor de leche, en particular, por su aumento desmedido y agudo.

Luego de ocho meses desde que se declarara admisible la investigación por parte de la instancia, este martes finalmente se llevó a cabo la audiencia final de las partes interesadas y donde los representantes de la Federación Nacional de Productores de Leche (Fedeleche), a través de sus asesores legales y económicos, insistieron en la necesidad de aplicar esta herramienta de defensa comercial disponible por la Organización Mundial de Comercio (OMC) en el entendido que se trata de una medida “excepcional y de emergencia” frente a lo que calificaron un “delicado contexto” de la industria lechera nacional, provocado por un aumento “absoluto e irrefutable” de las importaciones de leche en polvo y queso gouda.

Eduardo Schwerter, presidente de Fedeleche, quien fue acompañado por directores de la entidad y de la Asociación Gremial de Centros de Acopio de Leche (Acoleche), indicó luego de asistir a la audiencia realizada en dependencias de la Fiscalía Nacional Económica que se cumplió con cada uno de los requisitos, formalidades y antecedentes que se solicitaron por parte de la Comisión que hacen aplicable las salvaguardias, al tiempo que llamó a las autoridades a no desestimar el impacto sobre los productores nacionales.