Chile produjo 17.930 toneladas de carne bovina en enero del 2019, lo que refleja un aumento del 5,7%. Así mismo anunció la Oficina de Estudios y Políticas Agrarias (ODEPA) del Ministerio de Agricultura.

Hubo además incrementos del 4% y 5,4% en el beneficio de novillos y vacas, respectivamente. En cuanto al beneficio de vacas, si bien subió la faena comparado con enero de 2018, esto es fundamentalmente vacas gordas y no vacas carnazas. Con respecto a las vaquillas, hubo un incremento del 21,7% respecto a enero de, también, el año pasado.

Según comunicó ODEPA, estos registros se explican en parte por la presencia de un periodo de altas temperaturas en el sur del país transandino.

“La severidad de las altas temperaturas provocó que la velocidad de respuesta en la pradera se haya visto afectada y, con ello la necesidad de utilizar los cultivos suplementarios y forrajes conservados o de aumentar la venta de animales”, dijo la entidad chilena.

Cabe subrayar que se registró un aumento del 23,6% en la exportación chilena de carne bovina, principalmente a China.

El gigante asiatico es el principal destino de las carnes chilenas, alcanzando las 1.303 toneladas los dos primeros meses del año, lo que es un aumento del 63,9% ante el mismo periodo de 2018.

Por otra parte, las importaciones chilenas de la proteína roja han crecido un 4,6%, alcanzando las 32.742 toneladas procedentes mayormente de Brasil y Argentina.

Ambos países han aumentado sus envíos del producto a Chile en un 11,32 y 15,55%, respectivamente.

Fuente: CarneTec